Ruta Fotográfica por Madrid Río

Actualizado: 7 mar


La ruta por Madrid Río es uno de los paseos más interesantes que podemos hacer en la capital, El recorrido ofrece múltiples opciones para realizar fotos muy interesantes y practicar en la composición y la técnica fotográfica. Describimos a continuación las etapas más importantes con fotos reales tomadas en varias de nuestras sesiones.


Durante la ruta, aparte de conocer los datos históricos más relevantes, (en este blog se han extraído algunos textos de la Wikipedia) se explican los conceptos más importantes para nuestras tomas fotográficas, como son:


La apertura del diafragma y la distancia focal.

El tiempo de exposición.

La sensibilidad ISO.

Conocer y aplicar los conceptos del Triángulo de Composición, nos permitirán mejorar sustancialmente nuestra técnica fotográfica.

Estos valores nos servirán para conocer lo que se denomina Triángulo de la Compensación y empezar a utilizarlos en nuestras fotos. Junto a esto también aprenderemos otros conceptos como los diferentes métodos de enfoque, la regla de los tercios a la hora de hacer la composición, la utilización correcta de los puntos AF, comprender el histograma y como hacer un ahorquillado de varias tomas para su posterior tratamiento HDR.


Durante la ruta de Madrid Río podremos ver diferentes escenarios, desde puertas monumentales, iglesias, puentes, etc. Madrid Río se encuentra estructurado en tres unidades de paisaje . El primero, el Salón de Pinos, o corredor verde que discurre por la margen derecha del río, con distintos tipos de jardines de ribera (Jardines bajos de Puente de Segovia, Jardines del Puente de San Isidro, Jardines del Puente de Toledo y Jardines del Puente de Praga). El segundo, con el enlace del centro histórico (representado por la imagen imponente del Palacio Real y la cornisa elevada de la ciudad), con la Casa de Campo, parque de más de mil setecientas hectáreas. En este entorno se incluyen la Avenida de Portugal, la Huerta de la Partida, la Explanada del Rey y los Jardines de la Virgen del Puerto. Y el tercero, la ancha franja sobre la ribera izquierda donde se sitúa el conjunto del Parque de la Arganzuela que incluye el centro de creación de arte contemporáneo de Matadero.

Comenzamos nuestro recorrido desde la Puerta de San Vicente, la cual es la versión de la última de las múltiples acciones que se han realizado sobre las puertas ubicadas en esta localización.

Las opciones que tenemos para las tomas de la puerta, varían en función de la posición del sol y de los edificios adyacentes. En esta toma se decidió una composición central de la puerta pero desde una perspectiva lateral.



La actual estación de Príncipe Pío fue en origen la estación del Norte, construida como terminal en Madrid de la línea General del Norte o Imperial (Madrid-Irún), perteneciente a la antigua Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España , por lo que su origen está irremediablemente unido al de la línea ferroviaria en cuestión. La construcción de la línea comenzó en 1856, mientras que la de la estación no empezó hasta 1859. El proyecto corrió a cargo de ingenieros franceses, de quienes tomó su nombre el puente que salva el río. Así, el primitivo embarcadero abrió sus puertas en junio de 1861, aunque con una línea que sólo llegaba hasta El Escorial.

El edificio en sí ofrece posibilidades limitadas para la foto final debido a la existencia de los accesos al intercambiador de transportes.


A continuación nos detenemos en la Iglesia de San Antonio de la Florida., situada a escasos metros del río Manzanares. La ermita, conocida también como Real Ermita de San Antonio de la Florida, se encuentra situada en la plaza del mismo nombre, y se considera como la única superviviente de las tres ermitas dedicadas a san Antonio de Padua que hubo a las afueras de Madrid (esta de la Florida, Alemanes y Retiro). Fue catalogada como monumento histórico-artístico en el año 1905. Son dos ermitas similares que desde 1929 se han especializado en dos vertientes: una de ellas ofrece al público las decoraciones murales obra de Francisco de Goya (siendo además museo y panteón del pintor), mientras que la otra está habilitada sólo para el culto religioso.


Aquí si existen grandes posibilidades para hacer una buena toma, pudiendo practicar con diferentes perspectivas para sacar lo mejor de la ermita.


Avanzando unos pasos hacia el Manzanares nos paramos en el puente de la Reina Victoria, conocido popularmente como puente de la Reina, es una construcción de principios del siglo XX, que presenta ciertos toques modernistas. cruza el Manzanares, conectando las calles de Aniceto Marinas, que discurre paralela a la margen izquierda del río, y de la Ribera del Manzanares, que hace lo propio en la orilla derecha.


Al igual que en la anterior parada podemos hacer muchas tomas con diferentes perspectivas.


Avanzando por el margen del río Manzanares encontramos un gran número de vegetación en las orillas. En el ejemplo que se muestra en la siguiente toma, podemos ver la gran densidad y altura de los árboles. Toda la ruta caminando alrededor del río, nos ofrece múltiples posibilidades.


En la ruta también aprovechamos para hacer tomas y practicar sobre fotografía creativa. En la toma siguiente una hoja seca sobre madera desprendida de los árboles de la ribiera del río.



Continuando por la riviera del Manzanares llegamos al acceso a la Casa de Campo. Surgido a partir de una casa de campo de origen renacentista, de la que toma su nombre, fue propiedad histórica de la Corona Española y coto de caza de la realeza. Tras la proclamación de la Segunda República, fue cedido por el Estado al pueblo de Madrid en 1931, estando desde entonces abierto al público. La foto ha sido pos procesada dando un viraje a tonos sepia para darle un carácter más "retro".




Avanzando nos encontramos con nuestra siguiente parada, la Ermita de la Virgen del Puerto. Se trata de uno de los primeros ejemplos de arquitectura barroca en España. La ermita tuvo su origen en la imagen tallada de la Virgen del Puerto existente en su interior. Bajo el reinado de Felipe V el corregidor de Madrid, Francisco Antonio de Salcedo y Aguirre, marqués de Vadillo, le encargó al entonces joven Pedro de Ribera embellecer y ordenar los alrededores del viejo Alcázar. La fachada se encuentra marcada por dos torres, cada una de ellas coronadas por campanas y chapiteles. El portal es adintelado. El interior de la ermita fue construido en periodo borbónico.


En función del estado del tiempo y posición del sol, podemos sacar unas buenas fotos.


Continuamos con nuestra ruta hasta llegar al Puente de Segovia. Es un puente de estilo renacentista, obra del arquitecto Juan de Herrera. Se sitúa en el cruce de la calle de Segovia con el río Manzanares, punto que históricamente ha constituido uno de los principales accesos a la villa. Su construcción fue ordenada por Felipe II a su arquitecto preferido, Juan de Herrera, autor del Monasterio de El Escorial y del Palacio Real de Aranjuez entre otros.



El siguiente punto se encuentra un poco más alejado, a unos 10 minutos caminando por la rivera del rio. Es el Puente del Principado de Andorra. La pasarela tiene forma de Y, con un brazo principal de 69 metros que une ambas orillas y uno secundario de 31 metros que une el centro del puente con la orilla izquierda​. La estructura es metálica con forma de jaula, imitando las estructuras ferroviarias típicas del siglo XIX, de color verde. El suelo es de tablones de madera. La forma del puente guarda cierta similitud con la propia geografía de Andorra, con dos valles, Valira del Norte y Valira de Oriente, que confluyen en uno solo, el de Gran Valira.


La siguiente toma es un ejemplo, ya atardeciendo, donde era ya necesario adecuar la sensibilidad ISO, la abertura del diafragma y el tiempo de exposición para que la foto no quedase demasiado oscura o trepidada.


A unos 15 minutos del puente del Principado de Andorra, se encuentra el Puente de Toledo. El origen de esta construcción data del siglo XVII, cuando Felipe IV proyectó enlazar la villa de Madrid con el camino de Toledo por medio de un puente sobre el río Manzanares. El puente, con un diseño barroco, se compone de una parte central formada por nueve arcos de medio punto con sólidos contrafuertes y tambores que se rematan en balconcillos. El tablero tiene un ancho de 4,95 metros. En la zona central se encuentran dos hornacinas o templetes adornados con elementos churriguerescos y que contienen las estatuas en piedra caliza de los patrones de Madrid, San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza


La siguiente foto se realizó en una sesión de invierno y fue pos procesada para darle un carácter más monumental al puente.



Por último llegamos a nuestro punto final, el Puente de Perrault. El puente está formado por dos tramos unidos mediante una colina artificial situada en el lado norte del río. Los tramos del puente tienen sección circular con forma cónica longitudinal y no tienen un eje común porque están desfasados entre sí.


La siguiente toma fue realizada en una sesión de invierno en la que anochecía bastante pronto. La medición de la luz fue modificada en el posrevelado para darle el color anaranjado a la foto.



Otra toma del puente desde otra perspectiva.



Aquí llegamos al punto final del recorrido, ojalá que os haya gustado. Recuerda que si quieres ser partícipe de una de nuestras salidas y aprender un poco más sobre los conceptos de la fotografía, puedes apuntarte al Evento Rutas Fotográficas por Madrid: Madrid Río., o cualquiera de los otros que tenemos programados. Esperamos que la ruta te haya resultado interesante y podamos verte en la siguiente.



47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo